Clínica de Implante Capilar INSTIMED - Madrid, Móstoles, Aravaca - Tel. 91 01 00 151
Blog implante capilar

Cuidado capilar: 12 mitos sobre el pelo

Teñirse estropea el pelo, cuando más lo cepillamos mejor es, no hay que quitar las canas…algunos mitos se resisten a desaparecer y que son universales.

Tengáis el pelo rizado, liso, fosco, largo o corto, seguramente tenéis vuestros pequeños hábitos para cuidarlo. Saber más sobre las falsas verdades que circulan sobre el pelo y como darles la vuelta, puede ayudaros a mejorar vuestro ritual de belleza.

Mito nº1: Cortar a menudo el pelo ayuda a que crezca más rápido

Sería demasiado bonito si fuera verdad. Desgraciadamente, podéis cortaros el pelo cuantas veces queráis que el pelo volverá a crecer al mismo ritmo. Pero a pesar de ello, existe una buena razón para acudir regularmente a la peluquería: las puntas abiertas dan  una apariencia más fina a vuestro pelo, que se rompen más fácilmente. Por lo que no dudéis en renovar el corte de pelo cada dos meses.

Mito n°2: Si arrancamos una cana, saldrán diez en su lugar

Este mito probablemente empezó el día en que una persona se arrancó una cana y luego empezó a ver que tenía más. Esta realidad es difícil de aceptar, pero si os parece una cana, esto quiere decir que a continuación aparecerán otras, poco importa si te los arrancas o no… Tenéis dos opciones: aceptarlas o pedir cita para elegir el tinte que más os guste.

Mito n°3: Cuando más cepillemos el pelo, mejor

Si sois de las mujeres que esta todo el día cepillándose el pelo os arriesgáis a hacerles más mal que bien. Cepillar demasiado el pelo puede estropearlo y romperlo. Intentar limitar el cepillado únicamente cuando estén enredados o al salir de la ducha que es más fácil cepillarlo sin dañarlo.

Mito n°4: Teñirse estropea el pelo

Decolorar el pelo es la peor cosa que podéis hacerle a vuestra cabellera, ya que para eliminar el pigmento del pelo el producto decolorante debe penetrar totalmente en el tallo del pelo y para ello es necesario levantar la capa protectora, lo que produce una continua pérdida de humedad, dejándolo seco, quebradizo y exponiéndolo a una pérdida progresiva. Pero esto no quiere decir teñir sea malo.

Algunos tintes sin amoniaco, a base de productos naturales, pueden incluso mejorar tu melena. Lo fundamental es evitar el rubio platino.

Mito n°5: Cambiar de champú es bueno para el pelo

Si queréis cambiar de champú porque buscáis un efecto diferente, como reavivar el color, dar mayor volumen o hidratar las puntas, lo podéis hacer, pero nada os obliga a ello, y si lo hacéis, debéis tener siempre en cuenta vuestro tipo de pelo. Utilizar siempre el mismo champú, siempre que sea el adecuado para tu tipo de pelo, no va a estropear vuestro pelo.

Mito n°6: No puedes teñirte durante el embarazo

La principal preocupación con el tema de teñirse durante el embarazo es el riesgo asociado a la inhalación de amoniaco. Pero los niveles de amoniaco son tan bajos que no es un problema. Aún así, existen tintes sin amónico derivados de plantas, que se pueden emplear.

Mito n°7: Si utilizo los productos adecuados lograré que el pelo sea más grueso

Mucha gente piensa que la salud y aspecto de su pelo depende de factores externos, como los productos externos que emplean para su cuidado o la climatología. Pero ¿Qué comes? La alimentación afecta al pelo más de lo que se piensa. El pelo utiliza mucha energía de cuerpo para crecer. Necesita nutrientes. Esto quiere decir que si tenéis una dieta restrictiva, tu cuerpo no podrá dedicar energía para el pelo, ya que estará demasiado ocupado dando energía a órganos vitales. Asegúrate de consumir suficientes carbohidratos, proteínas y grasas saludables, y presta especial atención al zinc, hierro y vitamina D (vitaminas cruciales para el crecimiento del cabello y muchas mujeres son deficitarias).

Mito nº8: Los champuses jabonosos lavan mejor el pelo

Los champuses no tienen porque hacer espuma para hacer bien su trabajo, pero es verdad que estamos acostumbrados a asociar espuma con limpieza. Pero los sulfatos, el agente espumoso añadido a muchos champuses, pueden decolorar el pelo, si te lo tiñes. Además, existe cierto debate sobre los posibles efectos nocivos. La Sociedad Estadounidense del Cancer considera que los sulfatos son seguros, pero algunas pruebas de laboratorio han sugerido que los sulfatos pueden presentar riesgo de cáncer. Por lo que  si quieres ir a lo seguro, prueba con un champú sin sulfato que tenga glicerina.

Mito nº9: El secado al aire es más saludable que el secador

Es verdad que debemos evitar que el pelo reciba aire caliente, pero a veces es inevitable porque necesitamos tener la melena seca en 15 minutos. Pero el secado al aire no es tan bueno como se cree. Un estudio de Annals of Dermatology que ha comparado pelo secado con secador y el cabello secado al aire, demostró que es el secado con secador causaba más daño en la superficie que el secado al aire (como se esperaba), pero el secado al aire puede causar daños más profundos dentro de los mechones. Los investigadores dicen que en el interior del cabello se hincha cuando se expone al agua durante un periodo de tiempo, creando más daños que el peinado con secador. De acuerdo con este estudio, lo mejor es utilizar bajar la potencia de calor del secador, mantenerlo a una distancia mínima de 15 cm,  y moverlo continuamente sobre la cabellera sin centrar el calor en un punto demasiado tiempo.

Mito nº10: Aceites prohibidos en pelos grasos

Esto es verdad si se aplica sobre el cuero cabelludo. Los aceites aplicados en las puntas del cabello le darán brillo. Aún mejor: a diferencia los productos que se aplican en la superficie del cabello creando la ilusión de un cabello saludable, algunos aceites tienen la capacidad de penetrar en la canícula del cabello y hacerlos más saludable. En un estudio del Journal of Cosmetic Science, ha demostrado que el aceite de coco protege de al decoloración, el calor y el daño del UV; otro estudio del Journal of Cosmetics, Dermatological Sciences and Applications demostró que el aceite de argán protege contra la pérdida de proteína inducido por al decoloración del cabello.

Mito nº11: Debes lavarte el pelo cada dos días

Seguramente, primero oíste que debías lavarte el pelo todos los días, luego empezaste a escuchar que debías enjabonártelo cada dos días. Olvídate de todas las reglas de lavado del cabello y presta atención a la apariencia de tu pelo. Cada cabello es diferente. Si tu pelo es graso en las raíces, lávalo. De lo contrario, omita el lavado hasta que empiece a sentirlo graso. Las personas con cabello seco pueden querer esperar  a que su cuero cabelludo se vuelva un poco graso para asegurarse de que no lo estén lavando en exceso.

Mito nº11: Usar gorra puede causar pérdida de pelo

La idea que una gorra, evita que el pelo respire y corta la circulación de la sangre en el cuero cabelludo, produciendo la caída del pelo, es falsa. La calvicie de patrón masculino tiene un origen genético y esta activada por factores como la alta testosterona y el estrés. Probablemente la gente se daba cuenta del pelo que se quedaba en su sombrero o gorra y se hizo una asociación falsa.

Si empiezas a perder pelo o ya sufres de calvicie, no necesitas esconderlo debajo de una gorra, en Instimed contamos con una amplia variedad de tratamientos estéticos y medico-estéticos para frenar o retrasar al caída y en el caso de que la alopecia ya está asentada, puedes recurrir al injerto capilar para recuperar el pelo perdido ¡para siempre!.

Mito nº12: Debes secar el pelo con una toalla

Si eres de las personas que nada más salir de la ducha cogen al toalla y comienzan a frotar vigorosamente el pelo, ¡no lo hagas! El secado con toalla es duro para el pelo, favoreciendo su rotura. En su lugar, aprieta suavemente tu cabello con una toalla y luego péinate con un peine de dientes anchas para eliminar el exceso de agua.

 

En el caso de que estéis perdiendo pelo o veis que vuestro pelo se vuelve más fino, os recomiendo que acudáis a un especialista en capilar para que analice el estado de vuestro pelo, estudie vuestro estilo de vida y analice vuestra alimentación, para ofreceros la mejor solución a vuestro problema.

Dra. Gilene Duran, dermatóloga especialista en capilar

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

    Categorías

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

    ACEPTAR
    Aviso de cookies