Clínica de Implante Capilar INSTIMED - Madrid, Móstoles, Aravaca - Tel. 91 01 00 151
Blog implante capilar

Calvicie: nueva pista para hacer crecer de nuevo el pelo

Las células inmunitarias podrías ser la solución milagro para luchar contra la calvicie.

Investigadores de la Universidad de San Francisco (Estados Unidos) han hecho un hallazgo que debería tranquilizar a todos los hombres preocupados de ver su cabeza clarear. Estos investigadores norteamericanos han descubierto que los linfocitos T reguladores, un tipo de célula inmunitaria, normalmente asociada a la lucha contra la inflamación y las infecciones, podría también jugar un papel en la regeneración de los folículos pilosos.

Los folículos pilosos se vuelven ineficaces

Para entender lo que sucede hay que ir a la fabricación del pelo. Son producidos por los folículos pilosos, pequeñas cavidades craneales que albergan las raíces de cada pelo durante su ciclo completo. Sin embargo, nuestros folículos pilosos se reciclan constantemente: cuando un pelo cae, una porción del folículo debe vuelve a brotar. La calvicie aparece cuando los folículos pilosos se vuelven incapaces de sustituir los pelos perdidos.  Poco a poco, el pelo se va aclarando hasta la calvicie. Se sabe que el fenómeno se produce a menudo bajo la influencia de ciertas hormonas masculinas que provocan  un disfuncionamiento de las células madre del folículo piloso. Pero según los investigadores, no son las únicas células implicadas en el crecimiento capilar. Según Michael Rosenblum, dermatólogo y autor del nuevo estudio publicado en Cell, “resulta que los Tregs (linfocitos T reguladores) son también fundamentales. Si se desactivan este tipo de células inmunitarias, el pelo simplemente no crece”.

Un descubrimiento inesperado con ratones

La función de los linfocitos T reguladores es la de informar al resto del sistema inmunitario de lo que es no elemento extraño o no y de controlar los procesos inflamatorios. Cuando no funcionan correctamente, pueden desencadenar alergias contra sustancias inofensivas  o enfermedades autoinmunes. Al igual que otras células inmunitarias, los Tregs estan presentes en los tejidos linfáticos pero también en otros tejidos como la piel.

Durante una prueba en la que Rosenblum  y su equipo  querían estudiar el rol de los linfocitos en la salud de la piel, inhibieron temporalmente los Tregs en una porción de piel de unos ratones, que previamente habían rapado para ver mejor el resultado. Para su sorpresa, descubrieron que los Tregs parecían tener un efecto en el crecimiento del pelo rapado. “Nos dimos cuenta de que en las zonas rapadas el pelo no volvía a crecer y pensamos que era algo muy interesante de estudiar” contó Rosenblum.  Efectivamente, posteriores experimentos confirmaron dicha correlación.

Las células madre estrechamente ligadas con los linfocitos

Los resultados demostraron que los Tregs están estrechamente ligados a las células madre en el folículo piloso. Cuando los folículos inicial su habitual ciclo de regeneración, el número de Tregs se triplica y desencadenan la activación de las células madre. “Es como si las células madre de la piel y los Tregs hubiera evolucionado conjuntamente, por lo que los Tregs no solamente protegen las células contra la inflamación, sino que también participan en los procesos regenerativos” resumió Rosenblum.

Al centrar sus investigaciones en los genes asociados a la alopecia, constató que varios de ellos también estaban ligados a los Tregs. “Según el equipo de investigadores, este descubrimiento podría tener importantes implicaciones  en el mejor entendimiento de la alopecia areta, una forma de alopecia autoinmune, pero también en la calvicie general. Y aún más interesante, es que también podría ofrecer nuevas pistas de tratamientos para hacer crecer de nuevo el pelo. Pensamos en las células inmunitarias como células que desembarcan en los tejidos para combatir una infección, mientras que las células madre están ahí para regenerar el tejido cuando es dañado, pero lo que hemos encontrado (con las investigaciones) es que las células madre y las células inmunitarias deben trabajar juntas para hacer posible los procesos regenerativos” concluye el dermatólogo.

La próxima etapa para encontrar un remedio eficaz contra la calvicie y la caída del pelo podría pasar por la puesta en punto de tratamientos mejorados que potencien el trabajo de las células T. Pero por el momento, la mejor opción para recuperar el pelo perdido es el injerto capilar.

Dra. Gilene Duran, dermatóloga especialista en injerto capilar

 

 

 

 

 

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

    Categorías

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

    ACEPTAR
    Aviso de cookies